Volver
Boletín Nacional de A.P.S. - Marzo 2003

Enseñanza pública y privada
BLANCA GARCÍA OLMOS

No sé cómo empezar. Quiero hablar de la enseñanza pública y la privada, y hay tanta demagogia y tantas mentiras vertidas por todos los sectores que sé que me voy a enfrentar a demasiados poderes. Pero los redaños son los redaños. Procedo.

Aparentemente, hay defensores de la enseñanza pública que manifiestan su malestar por los conciertos con la enseñanza privada. Mentira. Incluso tienen la desfachatez de convocar huelgas a favor de la pública. Demagogia.

Brujuleando en internet por las publicaciones del Congreso de los Diputados, topé casualmente con las enmiendas presentadas por los distintos partidos a la Ley de Calidad. La enmienda número 260, del Grupo Parlamentario Federal de Izquierda unida, al Art. 68, Apartado 3, dice textualmente "En los niveles obligatorios los conciertos serán de carácter pleno o total, los que existen en niveles no obligatorios podrán continuar con carácter singular . . .". En el Apartado 4, se cita "Las cantidades correspondientes a los salarios del personal docente . . . harán posible su homologación retributiva con el profesorado estatal de los respectivos niveles educativos . . ." y para no ser tan rollo, resumo, incluidos sexenios y demás.

La enmienda número 824 del Grupo Parlamentario Socialista pone en su motivación "Establecer un procedimiento que permita avanzar en la homologación del profesorado de los centros privados concertados con el profesorado de los centros públicos". Lo de subvencionar en su totalidad los centros privados ya lo hicieron en la LOGSE, durante toda la Primaria y la ESO. Y la infantil en algunas comunidades en las que gobiernan.

En los acuerdos que firman los sindicatos que convocan huelgas a favor de la enseñanza pública, como el firmado en Aragón el curso pasado, leemos párrafos como estos:

Establecimiento de convenios con centros privados que atiendan alumnos del segundo ciclo (3-6 años) de la Educación Infantil.
Mejora de las condiciones laborales del profesorado de centros concertados, con actuaciones que permitan alcanzar la analogía retributiva respecto al profesorado del sector público

Y miren quiénes lo firman: DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA, FETE-UGT, CSI-CSIF, CCOO, FSIE, USO, FAPAR, CONCAPA, FAPA "JOAQUÍN COSTA", EDUCACIÓN Y GESTIÓN, CECE, FERE, CREA, CEPYME, CÁMARA DE COMERCIO, FAMP, ADEA, PAE, ESA, CES, AEMI, AEA, CEA. Vaya un revoltijo.

En el acuerdo firmado en Madrid en el año 1999, para mayor oprobio llamado "Por la calidad de la enseñanza", se destinan 21.800.000.000 pts. para la adecuación de la financiación de los centros concertados, homologación del profesorado y equipos educativos. Y lo firmaron EL PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD, EL CONSEJERO DE EDUCACIÓN Y CULTURA, ACEP, ANPE, CSI-CSIF, FACEPM, FAMPA FCO. GINER DE LOS RÍOS, ANCEE, CCOO, EDUCACIÓN Y GESTIÓN, FADAE, FECAPA, FERE, FETE-UGT, SILES, UCETAM, FSIE, FUNDACIÓN TOMILLO, STEM-STES Y USO. El mismo revoltijo más o menos.

En resumidas cuentas están pidiendo más dinero para la privada. ¿Cómo pueden acusar a la Ley de Calidad de favorecer la enseñanza privada cuando ellos presentan enmiendas y firman acuerdos para potenciarla más? Si a mí me parece muy bien que los profesores de la privada ganen lo mismo que los de la pública, pero que se lo paguen los empresarios que los han contratado. ¿Hay algún otro caso en que el Estado pague el sueldo entero a los trabajadores que contrata una empresa privada?

Si vamos a los argumentos de los representantes de la enseñanza privada, ya es la berza. Aseguran que la verdadera igualdad de oportunidades en la Educación radica en subvencionar la enseñanza privada y que es un derecho de los ciudadanos elegir el centro educativo de sus hijos. Bueno, vale. ¿Acaso no es un derecho la sanidad? ¿Por qué no subvenciona el Gobierno la sanidad privada? Los trabajadores no pueden elegir a qué médico o qué sanatorio llevan a sus hijos. Para tener la misma igualdad de oportunidades en salud, deberían pagarnos clínicas y médicos privados a todos. ¿No es un derecho la vivienda? Pues que nos subvencionen a todos un chalet en La Moraleja. Supongo que también tendremos derecho a vestirnos (incluso algunos lo toman como una obligación por aquello del decoro). Pues nada, que nos subvencionen la ropa de Rodier.

Por otra parte, allí donde hay capas socialmente desfavorecidas, casualmente, no hay colegios privados. ¿En qué pueblecito pequeño hay un colegio privado? ¿Y en qué barrio marginal? Los colegios privados han estado, desde hace mucho tiempo ya, en barrios bien para los señoritos, y me parece legítimo, pero que no tengan el morro de decir que para que haya igualdad de oportunidades hay que subvencionarlos.

¿Dónde van los inmigrantes? A la pública. ¿Dónde van los marginados? A la pública. ¿Dónde van los conflictivos? A la pública. Si encima, se desvían fondos desde la pública a la privada ¿dónde está la igualdad de oportunidades?

Por mucho que lo repitan los que se las dan de modernos, la enseñanza no puede servir para eliminar las desigualdades sociales, eso corre por cuenta de los Ministerios de Economía, Asuntos Sociales, Trabajo, etc. Desde la Educación lo único que se puede hacer es dar igualdad de oportunidades a todas las capas sociales para estudiar. Y, desde luego, si todo el dinero que se emplea en subvencionar centros privados se invirtiera en la enseñanza pública, sería una realidad.


Blanca García Olmos
Presidente Nacional de APS.