Volver
ESCUELA ESPAÑOLA (10/10/2002)
Carta al Director

Cínicos y cantamañanas
BLANCA GARCÍA OLMOS

Causa indignación leer titulares como "La izquierda educativa une sus fuerzas para luchar contra la Ley de Calidad". ¿Pero qué entienden por ser de izquierdas? ¿Ser un demagogo, ser un descerebrado, defender el descenso de los niveles educativos? No insulten, por favor. Ser de izquierdas es algo más serio. ¡Si Azaña levantara la cabeza! Uno de los mejores sistemas educativos que ha tenido España fue el de la República, riguroso y laico, y era mucho más duro que el previsto en la Ley. ¿Pero alguien puede creerse que por meter a todos los alumnos revueltos en las mismas aulas y estudiando lo mismo, quieran o no, hasta los dieciséis años tienen más oportunidades, después del fracaso que ha supuesto la LOGSE? Presentan un manifiesto lleno de palabrería grandilocuente en el que, además de formular vaguedades etéreas, tienen la desfachatez de asegurar que defienden la enseñanza pública. ¿Pero cuál fue la primera Ley educativa española que incluyó la subvención TOTAL de la enseñanza privada desde los seis hasta los dieciséis o dieciocho años? ¿Es que no saben que fue la LOGSE? Si ni Franco se atrevió a eso. ¿Tampoco saben que, antes de aprobar la Ley de Calidad, ya hay comunidades autónomas en donde está subvencionada la Educación Infantil privada, como Aragón, en donde gobierna el PSOE? ¿Cómo se puede ser tan cínico? Para colmo, lo firman, además de los padres de la LOGSE, cuatro cantamañanas que no tienen la menor idea de enseñanza y que se las dan de intelectuales. Los intelectuales se dedican a estudiar y a reflexionar y, desde luego, no opinan de lo que no entienden.


Blanca García Olmos
Presidente Nacional de APS.